Go to navigation Go to content
Toll-Free: 888-733-2992
Phone: 605-361-9840

Las víctimas de los incendios de automóviles ocasionados por accidentes pueden sufrir lesiones catastróficas

Jeff Cole
Connect with me
Partner at Zimmer, Duncan & Cole

Un accidente automovilístico puede ocasionar aún más fatalidades si genera un incendio de vehículo que envuelve a los conductores y pasajeros—en ocasiones en ambos vehículos—en llamas. Las víctimas pueden sufrir quemaduras, cicatrices permanentes y trauma emocional. Si sobreviven sus quemaduras y otras lesiones que constituyen una amenaza para la vida, confrontarán una largo período de recuperación lleno de múltiples cirugías e injertos de piel.

Siete causas de los incendios automovilísticos fatales

Las causas de los incendios automovilísticos pueden ser complejas, empezando por las acciones del conductor negligente que, junto a una combinación de factores, llevaron a que uno de los vehículos se incendiara. Entre los factores que contribuyen a un incendio automovilístico se incluyen:

  1. Choques automovilísticos. Cuando dos vehículos chocan—a menudo en un choque por la parte trasera—el tanque de gasolina de uno o ambos vehículos puede romperse y ocasionar un fuego generado por el combustible.
  2. Choques de camiones. Al igual que otros incendios, el choque de un camión con un vehículo de motor podría ocasionar la ruptura de su tanque de gasolina o el del otro vehículo. Asimismo, si el camión contiene sustancias inflamables u otras sustancias peligrosas pueden derramarse en un accidente, podría ocasionar un incendio fatal que incluso podría requerir la evacuación de los recientes del área.
  3. Escape del tanque de gasolina. Si el tanque de gasolina explota o gotea—en ocasiones repentinamente—puede generarse un incendio en un instante, atrapando al conductor y pasajeros en el vehículo con resultados fatales.
  4. Cableado defectuoso. El interruptor de encendido y otro cableado electrónico pueden hacer cortocircuito que genera una chispa y luego un incendio.
  5. Derrame de fluidos. Las líneas de combustible, mangueras, tapones y filtros defectuosos pueden ocasionar el derrame de fluidos inflamables fuera del vehículo y el inicio de un incendio peligroso.
  6. Sistema de escape. Las fugas de un tubo de escape o sistema de escape instalado de manera inadecuada pueden desatar un incendio.
  7. Fumar. Si bien es cierto que fumar siempre es peligroso para la salud de una persona, también puede ocasionar un fuego mortal cuando se usa un encendedor en un espacio confinado de un vehículo y las chispas vuelan y se incendian.

La determinación de las partes responsables puede ser complicado

La determinación de la causa del incendio de un vehículo puede ser más difícil que en otros accidentes automovilísticos porque con frecuencia los vehículos quedan destruidos  totalmente por el fuego. A menudo, un experto en reconstrucción de accidentes será necesario para determinar si tanto ciertos defectos del vehículo como el choque contribuyeron al incendio. Un abogado con experiencia en accidentes automovilísticos puede ayudar a la víctima a encontrar un experto cualificado.

Asimismo, la determinación de las partes responsables y de su nivel de responsabilidad puede ser compleja. Más de una parte puede tener cierta culpa de haber causado las terribles lesiones de las víctimas. Entre las partes que la víctima de un accidente puede que tenga derecho a demandar se incluyen:

  • Conductor negligente
  • Fabricante del vehículo
  • Fabricante de un repuesto defectuoso
  • Taller de reparación de vehículos y mecánico

Tipos de quemaduras que las víctimas de un accidente sufren

Las quemaduras se clasifican según su nivel de gravedad. Las víctimas de un accidente de incendio automovilístico podrían sufrir una o más de las siguientes quemaduras:

  • Quemaduras de primer grado. Estas quemaduras sólo dañan la capa externa de la piel y ocasionan dolor, enrojecimiento y sequedad, pero no ampollas.
  • Quemaduras de segundo grado. Con este tipo de quemaduras, la dermis—la segunda capa de la piel—también resulta dañada y la víctima puede sentir dolor extremo y cicatrices permanentes.
  • Quemaduras de tercer grado. Si una persona sufre quemaduras de tercer grado, las células de grasa situadas debajo de la dermis podrían resultar dañadas. Esto puede ocasionar daño a los nervios y la persona podría sentir adormecimiento en lugar de dolor—una señal de la gravedad de la quemadura.
  • Quemaduras de cuarto grado. Este es el tipo de quemadura más grave y los músculos, tendones y huesos podrían resultar quemados. La piel de la víctima puede resultar carbonizada o ennegrecida, y esta podría sufrir daños profundos en los nervios.

Si usted o un familiar resultó lesionado en un accidente automovilístico que generó un incendio, sus lesiones podrían ser catastróficas. Es posible que necesite ausentarse del trabajo por un período de tiempo prolongado mientras se somete a múltiples cirugías e injertos de piel. Puede que también requiera un tratamiento psicológico a largo plazo que le ayude a lidiar con el trauma emocional resultante de su dura experiencia y de su posible desfiguración y cicatrices. Sin embargo, es posible que tenga derecho a una compensación de todas las partes que ocasionaron su accidente e incendio. Examine nuestros resultados de casos para informarse cómo hemos ayudado a otras personas como usted. Luego, llame a nuestro experimentado equipo legal al 888-733-2992 para programar una consulta gratuita a los fines de informarse sobre sus opciones legales.


  • Observer
  • The Lennox Independent
  • Tea Weekly
  • AlcesterUnion & Hudsonite
  • The New Era
  • SuperLawyers